Dialectos de España: el andaluz

Cuando enseñamos una lengua con tanta proyección como lo es la lengua española nos preguntamos hasta qué punto es importante introducir en el aula los diferentes dialectos que existen de ella. Aunque la mayoría de los manuales se basan en el español de tendencia castellana, es decir, el de la mitad norte de España y que conserva la “s” implosiva: de final de sílaba, poco a poco van surgiendo materiales que recogen las especificidades que se dan en cada territorio.

Estribillo de canción sobre fondo bandera andaluza

En esta ocasión, me gustaría hablaros de un dialecto que, en mi opinión, no deja indiferente a nadie. De todos es sabido que el dialecto andaluz tiene mucha solera. La influencia que tuvo éste en la expansión del español en Hispanoamérica fue de una notable relevancia. Por aquel entonces, Sevilla era el centro económico del Imperio Español y monopolizaba todo el comercio transoceánico. De este modo, el dialecto andaluz empezó a exportarse y asentarse en América. Encontramos, así, numerosas zonas de Hispanoamérica donde se mantiene parte de su legado. Podemos mencionar, entre otros aspectos, el seseo o la pérdida de la “s” implosiva; es decir, de final de sílaba: zapatos [sapato].

Por lo tanto, ¿es conveniente enseñar estas especificidades de la lengua española?

Pues, después de mucho reflexionar he llegado a la conclusión de que es, cuando menos, necesario hacer mención de ello. Y lo es por el hecho de que los estudiantes de español necesitan conocer que particularidades van a encontrar si una vez llegado el caso se deciden a visitar una región como Andalucía.

Si nos fijamos en el vídeo que os muestro a continuación, queda patente que existen diferencias notables en la forma de hablar de los andaluces que pueden llevar a un estudiante de ELE a preguntarse si realmente lo que está escuchando es español u otro idioma.

Vídeo: curso de andalú

Logotipo que representa el habla andaluza

Estas diferencias no hacen que los estudiantes de ELE sientan rechazo hacia este dialecto y su acento, sino más bien todo lo contrario. Lo encuentran jocoso, es decir, gracioso, divertido, festivo, que no significa, ni mucho menos, que sea cuestión de mofa por su parte. De hecho, algunos estudiantes tratan hasta de imitarlo. Si no, fijémonos en el siguiente vídeo donde un estudiante chino imita el acento andaluz. Por cierto, con bastante atino, más aún si tenemos presente que su idioma difiere en todo del español. ¿Por qué digo esto? Porque quiero dejar patente que cualquier estudiante podría adoptar esta particular forma de hablar si aterrizara en suelo andaluz. He escuchado, a lo largo de estos años, a muchos extranjeros que han aprendido español en Andalucía y tienen ese acento tan característico que los identifica allá donde van.

Vídeo: Un chino hablando andalú

Para finalizar, me gustaría comentar que lo que he buscado con la publicación de este post no es otra cosa que intentar mostrar la importancia que el dialecto andaluz ha tenido en la formación del español de Hispanoamérica, así como también su posterior olvido en los manuales didácticos de enseñanza de ELE. Por lo tanto, desde aquí y haciendo uso de esta plataforma, me erijo como voz defensora del dialecto andaluz.

Las imágenes han sido extraídas de:

www.laguiadepilas.com

www.tonteriasjustas.blogspot.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura española, Cultura y sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s